Areopagítica

Nuevas vías más libertad de expresión

Hablemos de libertad… (I)

Posted by serdna en enero 19, 2009

Dicen que el hombre nace libre. Que posee voluntad propia y tiene la inteligencia para decidir sobre su vida. Dicen… Aunque a lo largo del desarrollo histórico humano, la experiencia demuestra que aquella libertad no se presenta de manera continúa. La esclavitud es una categoría que aparece como contraria a la voluntad del hombre y que se presenta como un oscurecimiento de su inteligencia.

Esclavitud de pueblos contra pueblos, de razas, de géneros, y de ideas. La supresión de la libertad no sólo se da físicamente, pues en el ámbito de los deseos, las necesidades y las ideas, el hombre puede volverse esclavo mental, psicológica y moralmente.

Los sacerdotes de las antiguas culturas precolombinas aprovechaban la escultura para elaborar figuras antropomorfas o especimenes animalescos que generaban miedo en el poblador común, que ante la ignorancia y el temor al castigo, la muerte y la ira del dios-figura se sujetaba psicológica y físicamente ante el sacerdote.

Pues el temor del hombre ante lo desconocido puede aprovecharse para esclavizarlo y, como en el caso de la quema de brujas puritanas, llevarlo a seguir un orden moral que suprime su libertad mediante métodos coercitivos que generan miedo y horror.

No quiere decir que el hombre se encuentre esclavo de todas las ideas. El hombre se vuelve esclavo cuando aquella idea, aquel método, o aquel objeto impide al hombre manifestar su voluntad y oscurece su inteligencia, a través del miedo o el aprovechamiento de una necesidad.

El nazismo utilizó el miedo y el horror para difundir su ideología e iniciar una dominación. Joseph Goebbels, ministro de propaganda del régimen, supo utilizar los métodos propagandísticos para inculcar al pueblo alemán una idea de revanchismo ante la humillación de la Gran Guerra.

Bien dicen los publicistas que para poder ofrecer un producto y conseguir la venta es necesario saber la necesidad, e influir en ella. Pero, para aumentar la demanda hay que aumentar la necesidad y cuando no existe hay que crearla. La deformación y la inmoralidad de este concepto llevan a que una publicidad pensada solo en la venta, y no en la satisfacción, genere clientes dependientes, o esclavos del consumo.

Se generan los vicios, como la ludopatía, la adicción a drogas y alcohol, el tabaquismo… Pero en el siglo XXI aparecen nuevos, como la noticia de que una adolescente de California gastó más de $1500 enviando más de 14 mil mensajes de texto. En este siglo la esclavitud física puede decirse casi suprimida, pero nuevas formas de esclavitud empiezan a surgir. ¿Qué cree que nos esclaviza?

Posted in Reflexiones | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

Más allá de la muerte: Acerca del fin último del hombre

Posted by serdna en septiembre 2, 2007

Es difícil entender la vida, y creo que mucho más complicado comprender la muerte,  porque la vida se va entendiendo mientras uno la recorre, pero en la muerte ni siquiera sabemos si seguimos transitando. ¿Qué es la muerte? ¿Qué sucede con nuestro ser? ¿Cómo puedo entenderla?

La ciencia no puede ayudarme a aclarar mis dudas, su método científico no basta, pues la muerte la experimentamos todos, pero ninguno regresa para poder validar hipótesis alguna. A lo mucho los científicos me dirán que la muerte es la extinción del proceso homeostático, el fin de las funciones biológicas, en otras palabras el fin de la vida, pero no me podrán explicar ¿Qué sucede después que morimos?

Si le planteara esa interrogante a un ateo, lo único que me respondería es que simplemente dejamos de existir, y que no tenemos ningún camino más después que “la Parca” se lleve nuestra vida. Ésta sería una respuesta nihilista y desoladora, puesto que si después de la muerte no hay nada más, entonces en cualquier situación de sufrimiento y desgracia la buscaría para acabar con mi existencia. Sin embargo, si creo en que poseo un cuerpo material y un alma inmortal, siguiendo la concepción del hombre plateada por el dualismo en la Antropología Filosófica, entonces tendré que preguntarme ¿Qué sucederá con mi alma después que muera?

Muchas religiones y filosofías pueden responder la pregunta anterior a través de dogmas, mitos y creencias que dan una explicación y una esperanza a nuestra alma. La escatología es la doctrina parte de la teología que trata de las cosas últimas del mundo y del hombre, destacando el tema de la muerte y buscando la verdad sobre ésta en las reflexiones de cada dogma o filosofía (Escatología Platónica, Cristiana, Islámica, Hinduista, Budista, etc.)  En los diálogos del filósofo griego Platón he podido encontrar bastantes reflexiones sobre la naturaleza del alma y la escatología de la muerte. El alma es inmortal, invisible e indestructible (Fedón, argumento de la alternancia 70c-72e; la anámnesis 72e-77e, afinidad del alma con lo invisible 78b-84b), ésta se separa del cuerpo en la muerte, pues el cuerpo es una cárcel para el alma, la cuál se aprisiona más por las pasiones y los deseos, pero se va liberando a través de las virtudes.

Platón a través de mitos expone la idea del alma que sobrevive a la existencia del cuerpo, la presencia de un juicio en el que se reciben premios y castigos según la conducta seguida durante la vida terrena, la elección de una nueva vida y la consecuente encarnación en otro cuerpo mortal. (614b-621d libro X de La República). En conclusión, en Platón obtengo la respuesta que después de la muerte parte de mi ser sigue existiendo, y puede volver a reencarnarse. Por el contrario, en el cristianismo, una de las religiones con más adeptos en el mundo, no existe la reencarnación. Jesucristo entregando su vida venció a la muerte y trajo para el hombre la esperanza de la vida eterna. Así para los cristianos (católicos) al llegar la muerte al hombre, el cuerpo entra en corrupción y el alma es llevada a un “Juicio Particular” con Dios, quién decidirá según su justicia a donde será llevada (cielo, purgatorio o infierno). Cuando llegue el final de los tiempos, por la gracia de la salvación recibida por la muerte de Jesucristo, todas las almas volverán a sus respectivos cuerpos, y todos resucitarán en  sus cuerpos glorificados, algunos para la vida eterna, y otros para la condenación perpetua (988-1010 del Catecismo de la Iglesia Católica).

 

Posted in ¿?¿? | 6 Comments »

Banalidades

Posted by serdna en septiembre 2, 2007

El camino es amplio y los obstáculos variados,
¿Quién eligió recorrerlo? Yo no.
Pero recuerdo que hace 19 años lo inicie.
He tomado atajos y desvíos,
unos fructíferos otros no.
Mas, si me hubiese quedado en un desvío,
tal vez mi caminar hubiera acabado.
Privilegio o no, el camino he iniciado,
terminarlo, no lo sé.
Porque en este camino todo puede suceder, todo.
Sólo espero que, en ese largo o corto trance,
deje hondas huellas
que sean guía de otros en su andar.

Posted in Reflexiones | Leave a Comment »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.